Saltar al contenido

Estufas eléctricas

estufa halogena

Con cada invierno cuando el frio se hace insoportable resurge las dudas con la calefacción. Sobre todo si vives en alguna zona del norte donde las épocas de frío son más larga e intensas.

Así que este es un buen momento de ocuparte y ver la posibilidad de comprar una estufa. Si en tus planes esta el comprar una estufa eléctrica, hemos preparado este artículo para resolver todas tus dudas.

Las estufas eléctricas emiten calor por convección o radiaccion, estas según la opinión de muchos expertos son las más seguras y las menos nocivas para nuestra salud, esto se debe a que no trabajan con gases, ni emiten. Sin embargo, son menos eficientes, por lo que el consumo eléctrico será mucho más elevado y a largo plazo pueden ser más costosas que por ejemplo una estufa de gas.

Las estufas eléctricas son fáciles de mantener y son el mejor complemento para la calefacción en el cuarto de los niños ya que el riesgo de accidentes es muy improbable y no emiten humos, olor ni gases.

Puntos a tener en cuenta sobre estas estufas:

  • Puedes encontrar de muchos y diferentes modelos o tipos como las halógenas, las de cuarzo, las oleo eléctricas y muchas más.
  • Son las más populares del mercado pues no producen contaminación directa, son portatiles y podemos moverlas por cualquier parte de nuestra casa
  • Son seguras para los niños y las podemos usar en la habitación donde dormimos.
  • Incorporan nuevas tecnologías tales como, termostato, control remoto, ventilador, el encendido electrónico y aplicaciones para el teléfono móvil.
  • El poder térmico de esta estufa a luz es mucho menor que el de las otros tipos de estufas y el consumo de electricidad es mayor, por lo que el uso a largo plazo es costoso.
  • No se deben usar varias estufas eléctricas al mismo tiempo, pues puede generar una sobrecarga en la instalación eléctrica del hogar y consumen mucha energía.
  • Recomendadas para salas, oficinas o dormitorios y en espacios pequeños por su potencia calórica.

¿Qué son y como funcionan las estufas eléctricas?

Las estufas eléctricas las podemos considerar como alternativa a las tradicionales de gas o leña que forman parte incluso de la historia de la humanidad. Estas estufas han supuesto un cambio importante en la evolución e integración con la tecnología, al depender, en este caso, de la conexión a la energía eléctrica en tu hogar.

La estufas eléctricas toman la energía de la red electrica y llega a un transformador. Desde el transformador esta energía es enviada hasta las resistencias. El paso de la energía electrica por las resistencias aumenta la temperatura de las mismas y en consecuencia la producción de calor.

Si bien cumple con el objetivo de calentar, el hecho de ser eléctrica hace que el proceso sea más lento y menos eficiente. Aunque también cuentan con otras ventajas  que no tienen las  estufas por combustión.

El problema del radio de calor se intenta subsanar a traves de filtros y pantallas que  amplican su amplitud.

Tipos de estufas eléctricas

En primer lugar vamos a clasificar las estufas eléctricas según sea su ubicación:

Exterior: son las que forman parte de las terrazas, patios o cualquier espacio al aire libre, con protección especial y están hechas en acero inoxidable para prevenir daños provenientes del contacto con el medio ambiente. Estas estufas forman parte de una línea de decoración común en áreas de jardín y son recomendables en las casas de temporadas y/o vacaciones, además de contar con dos o más de estas en espacios de 75 metros cuadrados, para que el calor sea considerable dentro del mismo y los usuarios estén satisfechos.

Interior: son las más comunes y compradas en las tiendas. Son ideales para pisos y habitaciones pequeñas al no ocupar mucho espacio. Disponibles con distintos diseños y tecnologías como radiación infrarroja, halógenas de carbono, etc .

¿Cuánto consume una estufa eléctrica?

También las podemos clasificar por el tipo de materiales y tecnología que utiliza.

  • Estufa de cuarzo: Son las más simples y son bastante antiguas. Esta compuesta por 2 tubos de vidreo que en su interior contiene una resistencia. Practicamente toda su energía se transforma en calor.  1200W. Se puede usar en el baño o en espacios pequeños.
  • Estufa halógena: El calor se genera por radiación a través de un panel radiante. Con ellas se pueden calentar espacios de hasta 10 m2 y su consumo oscila entre los 1200W y 1600W
  • Turbo laser calefactor: El calor se pierde rápidamente, se suele emplear en el exterior o en superficies muy amplias de hasta 70m2. Su consumeo es de 1500W.
  • Radiadores de aceite: Se consideran estufas electricas de bajo consumo. Conservan el calor al apagarse gracias a que el aceite que contiene continua caliente. Su consumo energetico es de aproximadamente 1.500W
  • Convectores: Estos calientan el aire que pasa a través de unas resistencias. No incorporan ventiladores. El consumo medio de este aparato es de unos 2000W
  • Calefactores: Al igual que los convectores el calor es produccido al pasar el aire a traveés de una resistencia, la diferencia reside en que estos si incorporan un ventilador
  • Termo Ventilador: Es un tipo de calefactor cerámico. Su consumo energetico es de aproximadamente 1000 W

Por lo tanto, el consumo de una estufa electrica es de 800W hasta unos 2.500W. Como has visto el consumo varia entre un aparato y otro, pero el verdadero gasto eléctrico se presenta más en la duración del uso que en la propia potencia que exige.

Ventajas

  • Comodidad: al ser tan livianas, estas estufas ofrecen la comodidad de poder llevarlas al lugar que tú desees.
  • Tecnología: funcionar con energía eléctrica, nos ofrece poder utilizar otros accesorios como mandos a distancia, termostatos programables y no requieren de trabajo para almentarlas como podría ser cargar leña, o garrafas de muchos litros llenas de combustible.
  • Olores: al no quemar gases ni ningún compuesto parecido, es una opción ideal para tener tu casa limpia y en un ambiente saludable, sin el riesgo de consumo de oxigeno.
  • Modelos: a diferencia de las tradicionales a gas y leña, estas estufas tienen la ventaja de formar parte de un grupo que tiene variedad y una gran varieda de opciones para ofrecer.
  • Regulador: puedes ajustar la potencia de este aparato por medio de un regulador que posee en su funcionamiento, por lo que no hay mayor riesgo de calentar mucho o poco,, siempre podrás regular la cantidad e intensidad de su funcionamiento.

Desventajas

  • Gasto: si bien es una opción sencilla y práctica, también es cierto que la comodidad tiene un costo y es el caso en las estufas eléctricas, que a cambio de un beneficio climático tiene un gasto mayor al tratarse del consumo eléctrico como principal motor de funcionamiento. Y como sabemos la luz no para de subir.
  • Dependencia: siempre estarás atado al hecho de que debe conectarse, por lo que aunque puedas moverla a placer, esta estufa sólo funciona conectada a una toma de corriente, motivo que hace que en diversas casas tengan incluso una estructura diseñada para su ubicación. Además en caso de que un día frio de tormeta te quedes sin suministro electrico tampoco podrás estar caliente.
  • Calor: No ofrecen la misma sensación de confort que puedes tener con otros sitemas de calefacción.